Lipodistrofia facial: qué es, causas y tratamiento

La lipodistrofia facial, también conocida como síndrome de lipoatrofia facial, es una afección caracterizada por la pérdida de grasa en la cara, lo que resulta en la apariencia de un rostro delgado, hundido o demacrado.

¿Qué es la lipodistrofia facial?

La lipodistrofia facial es una patología en la cual hay una pérdida anormal de grasa en las regiones faciales, lo que lleva a una apariencia hundida y envejecida del rostro.

Estos pacientes presentan pérdida de grasa en las bolas de Bichat, mejillas, los pómulos, las sienes y el área orbitaria, entre otras.

Todo esto conduce a un adelgazamiento excesivo de la piel del rostro y a una apariencia antiestética de rostro enfermo.

Causas

Las causas de la lipodistrofia facial pueden variar y no siempre son claras. Algunas de las posibles causas incluyen:

  • Tratamientos antirretrovirales para el VIH.
  • Trastornos metabólicos como la lipodistrofia congénita.
  • Enfermedades autoinmunes como el lupus eritematoso sistémico.
  • Factores genéticos.
  • Traumatismos faciales.
  • Enfermedades endocrinas.

Síntomas de la lipodistrofia facial

Los síntomas de la lipodistrofia facial pueden incluir:

  • Pérdida de volumen en las mejillas y los pómulos.
  • Aspecto hundido o demacrado del rostro.
  • Pérdida de contorno facial.
  • Apariencia envejecida.
  • Dificultad para masticar o hablar, en casos más avanzados.

Tratamientos para la lipodistrofia facial

Los tratamientos para la lipodistrofia facial varían según la causa subyacente y la gravedad de la afección. Algunas opciones de tratamiento pueden incluir:

  • Rellenos dérmicos: Los rellenos dérmicos, como el ácido hialurónico, pueden utilizarse para restaurar el volumen perdido en las áreas afectadas y mejorar los contornos faciales.
  • Lipotransferencia: También conocida como injerto de grasa o lipofilling facial, implica la transferencia de grasa autóloga de otras áreas del cuerpo a la cara para restaurar el volumen perdido.
  • Implantes faciales para abordar la lipodistrofia facial en casos más severos o cuando se requieren cambios estructurales significativos en la cara.

De cualquier forma, es importante consultar con los especialistas de Face Clinic para determinar el mejor enfoque de tratamiento para la lipodistrofia facial, ya que cada caso es único y requerir un plan de tratamiento personalizado.

¿Cuándo consultar al especialista?

Si sospechas que puedes estar experimentando síntomas de lipodistrofia facial, es importante programar una consulta con Face Clinic. Aquí hay algunas situaciones en las que deberías considerar:

  1. Cambios visibles en la apariencia facial: Si notas una pérdida notable de volumen en las mejillas, los pómulos u otras áreas de la cara, lo cual resulta en un aspecto hundido o demacrado, es recomendable consultar a un médico para una evaluación adecuada.
  2. Síntomas asociados: Si experimentas otros síntomas, además de la pérdida de volumen facial, como cambios en la textura de la piel, dolor o sensibilidad en el área afectada, dificultad para masticar o hablar, o cualquier otro síntoma preocupante, es importante buscar atención médica.
  3. Factores de riesgo conocidos: Si tienes antecedentes de factores de riesgo asociados con la lipodistrofia facial, como enfermedades autoinmunes, tratamientos antirretrovirales para el VIH u otras condiciones médicas relacionadas, es recomendable hablar con un médico para evaluar cualquier síntoma relacionado.
  4. Preocupación estética: Si la apariencia de tu rostro te preocupa y afecta tu autoestima y calidad de vida.
  5. Cambios repentinos en la apariencia facial: Si experimentas cambios repentinos en la apariencia de tu rostro sin una causa clara, es importante buscar atención médica para descartar cualquier problema subyacente y recibir orientación sobre los próximos pasos a seguir.

¿Qué especialista debe tratar la lipodistrofia?

El tratamiento de la lipodistrofia facial puede implicar la colaboración de varios especialistas médicos dependiendo del caso. Algunos de los especialistas que pueden estar involucrados en el manejo de la lipodistrofia facial incluyen:

  1. Médico estético: Puede ofrecer opciones de tratamiento no invasivas como rellenos dérmicos o productos tópicos que pueden mejorar la apariencia de la piel.
  2. Cirujano plástico: Los cirujanos plásticos son especialistas en cirugía reconstructiva y estéticay pueden ofrecer opciones de tratamiento más invasivas para casos más severos.
  3. Endocrinólogo: Si la lipodistrofia facial está asociada con trastornos metabólicos subyacentes, como la lipodistrofia congénita, puede ser necesario consultar a un endocrinólogo.
  4. Cirujano maxilofacial: En casos donde la lipodistrofia facial afecta la estructura ósea de la cara, especialmente en la mandíbula o el área orbitaria, un cirujano maxilofacial puede evaluar y tratar las complicaciones asociadas.

Pide una cita de valoración en Face Clinic

    Pide tu cita en Face Clinic
    1ª Cita Gratuita

    Acepto recibir información de Face Clinic:

    Te invitamos a solicitar una cita para valoración personalizada.

    Cirujanos plásticos en Madrid Cirujanos plásticos en Valladolid Cirujanos plásticos en Salamanca Cirujanos plásticos en Huelva