Saltear al contenido principal

Sí, corregir la cicatriz de la cesárea es posible

Cirujanos con Dilatada Experiencia.

PIDA SU CITA
para valoración sin compromiso

Política Protección de datos*


* Campos obligatorios.

La cicatriz de una cesárea

El porcentaje de cesáreas en España se sitúa actualmente por encima del 25% (20% en sanidad pública y hasta un 40 % en sanidad privada). La incisión que se realiza en las cesáreas deja como secuela, en la mayoría de los casos, una pequeña cicatriz horizontal por encima del pubis, que a los pocos meses puede ser imperceptible.

Sobre la cicatriz tras una cesárea

Es habitual que acudan pacientes a la consulta insatisfechas por la cicatriz que ha quedado tras una cesárea, y a la que muy frecuentemente definen como “hachazo”.

Se trata de una fina cicatriz horizontal a nivel suprapúbico, que se adhiere a los planos profundos creando una depresión lineal.

¿Es posible corregir la cicatriz de la cesárea?

Sí, la cicatriz de la cesárea puede corregirse mediante una intervención quirúrgica. Consiste en extirpar la cicatriz previa, realizar una disección de los tejidos de alrededor y una sutura por planos.

¿Quién puede realizar esta intervención?

Este tipo de intervenciones deben ser realizada por un Especialista en Cirugía Plástica, Estética y Reparadora, que cuente con la formación necesaria y obligatoria para este tipo de procedimientos reparadores y estéticos.

Intervenciones posibles para eliminar la cicatriz de la cesárea

Miniabdominoplastia o abdominoplastia

Esta cirugía puede realizarse como una miniabdominoplastia si queremos extirpar algo de piel sobrante, o como una abdominoplastia completa si hay que ajustar tejidos de todo el abdomen.

No es necesario que la corrección de la cicatriz se acompañe siempre de una abdominoplastia, pero más del 35% de las pacientes que han tenido algún embarazo tiene diástasis de rectos y/o tienen cierta flacidez en los tejidos abdominales.  En estos casos suelen pedir una cirugía más completa que consitiría en extirpar la cicatriz previa de cesárea , realizar una abdominoplastia o miniabdominoplastia, y eventualmente plicatura de la fascia de los rectos.

Plicatura de la fascia de los rectos o Liposucción

El proceso anterior, puede acompañarse de una plicatura de la fascia de los rectos en caso de que haya diastasis o de una liposucción en caso de encontrar alguna zona con acúmulos grasos.

La diástasis de recto, consiste en un aumento de la distancia entre los dos músculos rectos abdominales, que hace que el abdomen tenga un aspecto más abombado y distendido.

Cirugía + Masajes, cremas, parches

También podemos encontrar algunas pacientes que presentan cicatrices verticales, de cesárea o de otras intervenciones, que se extienden desde el ombligo hasta el pubis. Estas cicatrices dan un mal aspecto estético al abdomen y muchas mujeres dejan de usar bikini por esta razón.

Estos casos se pueden mejorar rehaciendo la cicatriz por un cirujano plástico y siguiendo un tratamiento específico postoperatorio de la cicatriz (masaje, cremas y parches).

Para que una cicatriz de cesárea cure correctamente debemos protegerla durante el primer año del sol mediante cremas protectoras, ocasionalmente utilizar láminas de silicona para ayudar a que se aplanen, y sobre todo esperar. En un par de años si la cirugía se ha realizado correctamente, y se han cuidado las heridas, éstas deberían ser imperceptibles.

Sociedad Española de Cirugía Plástica, Estética y Reparadora

Infórmese o solicite una consulta para quitar la cicatriz de la cesárea

Déjenos sus datos y le llamaremos para resolver todas tus dudas o para concertar su 1ª consulta médica.

Página actualizada en

Volver arriba