Las incrustaciones dentales, normalmente se emplea con el fin de restaurar dientes, habitualmente los molares, sobre los que se ha realizado previamente alguna Endodoncia o que tienen una fractura. Aunque este tratamiento, solo se utiliza cuando no sea necesaria la colocación de una corona.

Para este tratamiento se necesitan dos sesiones

  • En la primera sesión prepararemos el diente, dándole una forma adecuada y colocando una incrustación de forma provisional. Posteriormente tomaremos un molde del diente para que el laboratorio, pueda fabricar la incrustación definitiva.
  • En una segunda sesión con el dentista, retiraremos la incrustación provisional, para después cementar la pieza dental afectada y poner la incrustación definitiva. De esta forma podemos recuperar la estética y la funcionalidad.

Tipos incrustaciones dentales

Puede fabricarse de distintos materiales aunque hoy en día se intenta utilizar materiales más estéticos, es decir que no se vean.

  • Incrustaciones de amalgama.
  • Incrustaciones de composite.
  • Incrustaciones de porcelana. Éstas incrustaciones de porcelana, son las que más recomendamos en nuestra Clínica Dental en Madrid, ya que devolvemos al diente el aspecto natural y tiene una duración de unos 30 años y gran dureza.

 

Si te interesa este tratamiento, te invitamos a solicitar una consulta con nuestros especialistas para valorar tu caso de forma Gratuita.

PIDE TU CITA
para valoración sin compromiso

Política Protección de datos*


* Campos obligatorios.