Periodontits y sus causas

ÍNDICE

¿Qué es la periodontitis?

La periodontitis es una enfermedad multifactorial infecciosa de las encías que daña el tejido blando (encía y ligamento periodontal) y destruye el hueso y tejidos de soporte que sostienen los dientes puediendo provocar la movilidad o incluso la pérdida de las piezas dentales.

En la mayor parte de los casos, la periodontitis es el resultado de la inflamación descontrolada y no tratada de las encías (gingivitis) y de una acumulación excesiva de placa y sarro (placa endurecida) en los dientes y las encías.

Periodontitis tratamiento Madrid

Prevalencia

Las enfermedades periodontales se definen como enfermedades inflamatorias crónicas de etiología bacteriana o vírica, que afectan a los tejidos orales duros y blandos que sirven de apoyo al diente.

Hay dos grandes grupos de enfermedades periodontales: gingivitis (inflamación superficial) y periodontitis (destrucción irreversible de los tejidos periodontales).

Entre las distintas afecciones incluidas en el término de enfermedades periodontales, la gingivitis asociada a placa y la periodontitis tienen una especial importancia para la atención sanitaria periodontal y la salud general.

Las enfermedades periodontales comparten factores de riesgo con otras enfermedades crónicas no transmisibles, y pueden abordarse adecuadamente mediante un enfoque basado en los factores de riesgo comunes y pueden prevenirse y tratarse con estrategias apropiadas de prevención y tratamiento.

Las enfermedades periodontales no son una cuestión estética, son un problema de salud y se encuentran entre las enfermedades con mayor prevalencia (más comunes) en el ser humano, afectan hasta a un 50% de la población mundial y pueden tener graves consecuencias no sólo a nivel oral si no también a nivel sistémico.

En la última encuesta sobre Salud Bucal en España se observaron los siguientes datos, por grupos de edad:

  • En jóvenes de 15 años, sólo un 34.5% tenían las encías sanas, mientras que el resto mostraba algún grado de gingivitis, y no se observaron casos con periodontitis.

  • De los adultos, entre 35-44 años, sólo el 14.8% tiene las encías sanas; el resto tendría algún tipo de enfermedad periodontal. En concreto, el 59.8% gingivitis y el 25.4% periodontitis, con un 3.9% de periodontitis con destrucción avanzada.

  • Entre las personas mayores, de 65-74 años, únicamente el 10.3% tendría las encías sanas; el resto tendría algún tipo de enfermedad periodontal. El 51.6% tendría gingivitis y el 38% periodontitis, con un 10.8% de periodontitis avanzadas

No obstante estas enfermedades pueden y deben prevenirse y tratarse si se actúa oportuna y adecuadamente.

Por tanto, es necesario fomentar la prevención, el tratamiento y el control de las enfermedades en sus fases iniciales, y definir el papel y las responsabilidades de los profesionales de la salud bucodental, particularmente odontólogos especializados (periodoncistas) e higienistas, así como de otros profesionales de la atención sanitaria como cardiólogos y endocrinos fomentando la interconsulta entre estos grupos de profesionales .

Causas de la periodontitis

Entre las piezas dentales y las encías se forman bolsas que se extienden hacia abajo, entre la raíz dental y el hueso subyacente. Estas bolsas acumulan placa bacteriana en un ambiente pobre en oxígeno, lo que en personas con determinada predisposición a un sistema inmunitario vulnerable, favorece el crecimiento de formas agresivas de bacterias.

Una higiene adecuada así como revisiones y tratamiento adecuado por parte de nuestro periodoncista son básicos para evitar la aparición y progreso de la enfermedad.

La causa primaria de la periodontitis también son las bacterias del biofilm dental. Sin embargo, para que la gingivitis progrese a periodontitis, son necesarios más factores (factores de riesgo), y que incluyen:

  • factores genéticos (antecedentes familiares).
  • riesgos ambientales: estrés, alcohol, sobrepeso y, sobre todo, tabaco.
  • enfermedades del resto del cuerpo: diabetes, la osteoporosis, cualquier enfermedad que suponga una bajada en las defensas (inmunodepresión) o infecciones frecuentes por virus como el herpes.
  • ciertos medicamentos: fármacos inmunosupresores (ciclosporina); antagonistas del calcio para pacientes hipertensos (nifedipino); anticonvulsionantes, antiepilépticos (difenilhidantohina); anticonceptivos orales que favorecen la inflamación y el aumento de sangrado de la encía.
  • malos hábitos de higiene de la boca, junto con la ausencia de cuidados profesionales (revisiones, limpiezas de boca periódicas,…).
  • otros factores de la propia boca o de los dientes, como la presencia de dientes mal colocados, empastes desajustado, férulas

Síntomas de la periodontitis

Los principales síntomas de la periodontitis son:

  • enrojecimiento de encías,
  • sangrado de encías,
  • mal aliento,
  • movilidad dental,
  • dolor en casos avanzados.

Consecuencias

Las consecuencias de la periodontitis pueden ser:

  • pérdida de piezas dentales,
  • de ligamento periodontal,
  • retracción de encías,
  • aparición de espacios interdentales y bolsas periodontales,
  • pérdida de hueso alveolar, que si no se resuelve habría que colocar implantes zigomaticos,
  • empeoramiento o incluso aparición de enfermedades sistémicas tales como cardiopatías, diabetes y enfermedades autoinmunes.

Diagnóstico

El diagnóstico se debe realizar por parte de un odontólogo especialista en periodoncia (periodoncista) o un odontólogo general que nos derivará a dicho especialista, suele ser necesario realizar un test bacteriano en laboratorio para confirmar el diagnóstico en clínica y adecuar en individualizar en tratamiento necesario para cada paciente.

En casa debemos sospechar cuando observemos sangrado de encías, mal aliento o movilidad dentaria.

Tratamiento de la periodontitis

En Face Clinic contamos con un departamento específico de periodoncia con profesionales altamente cualificados y con una amplia experiencia en el diagnóstico y tratamiento de las patologías periodontales. Asimismo contamos con unos estrictos protocolos de actuación, tratamiento y seguimiento para aplicar específicamente en cada caso y poder alcanzar el éxito en nuestros tratamientos periodontales mejorando la calidad de vida de nuestros pacientes.

1) No quirúrgicos

  • Raspado y alisado radicular, también conocido como curetaje: el profesional realiza una limpieza exhaustiva de las encías y raíces dentales mediante ultrasonido y curetas ( instrumentos manuales para el raspado de la raíz dental) puede ser necesario mandar antibióticos al paciente.

2) Quirúrgicos

  • Cirugía a colgajo o cirugía periodontal, existen dos tipos:
    1- Resectiva: el periodoncista levantará la encía para poder acceder al hueso y poder retirar todo el sarro y el tejido infiltrado de bacterias , suturando posteriormente la encía.
    2-Regenerativa: el periodoncista complementa la cirugía resectiva con la colocación de injertos y/o biomateriales en los defectos óseos o de encía en las zonas donde es necesario restablecer la anatomía de cavidad oral a la normalidad.
  • Estos injertos pueden ser óseos o de tejido blando y en ocasiones se usan en conjunción con proteínas o células del mismo paciente que estimulan el crecimiento y la integración de dichos injertos. Este tratamiento se utiliza habitualmente entes de los tratamiento con implantes cuando no hay hueso.

Después de los tratamientos quirúrgicos y no quirúrgicos es posible que sea necesario estabilizar las piezas dentales mediante una ferulización dental.

Prevención

La mejor forma de prevenir la periodontitis es mantener una correcta higiene oral, para controlar los niveles de placa dental, pero en personas predispuestas, a pesar de una correcta higiene oral, puede tender a producirse la enfermedad. Por lo tanto, la higiene oral es un pilar básico de prevención de las enfermedades periodontales, pero no el único. La higiene oral personal se debe acompañar de revisiones periódicas al dentista o periodoncista para que se pueda realizar un diagnóstico precoz de la enfermedad en caso de que se presente y llevar a cabo el tratamiento adecuado en cada caso, ya que dos pacientes no tienen porque necesitar el mismo tratamiento.

Una buena higiene bucodental es un componente esencial de un estilo de vida saludable, de la misma manera que lo son la dieta y el ejercicio, y es necesaria para disminuir la carga mundial de morbilidad para las enfermedades periodontales.

Así mismo en pacientes diabéticos y cardiópatas debería ser de especial importancia un asesoramiento y seguimiento por parte de un periodoncista , ya que esta demostrado que existe una directa correlación entre estas enfermedades sistémicas y las bacterias presentes en las enfermedades periodontales. Es destacable mencionar que una periodontitis avanzada puede multiplicar por 6 las posibilidades de tener una diabetes mal controlada y aumentan significativamente las posibilidades de sufrir un episodio coronario como el infarto de miocardio.

Si tienes dudas o te interesa una valoración para la prevención y tratamiento de la Periodontitis, te invitamos a solicitar una consulta con nuestros especialistas para valorar tu caso.


Dr. Pedro González-Quijano

Dr. González-Quijano

Periodoncista

COEM 28008692