Para lavarse los dientes lo ideal es esperar entre 15 y 20 minutos después de comer en vez de realizarlo inmediatamente.

  • ¿Porque?, la saliva realiza un efecto tampón, es decir neutraliza hasta cierto punto el efecto de los ácidos de los alimentos, si nos cepillamos inmediatamente después de comer, no damos tiempo a que este proceso se lleve a cabo.
  • Con el vómito o reflujo pasaría lo mismo, es preferible enjuagarse con agua y esperar unos minutos (15-20) para no “restregar “esos ácidos sobre la superficie del esmalte con el cepillo.

Si tienes dudas, consulta con nuestros dentistas en Madrid, en cualquiera de nuestras clínicas.


Dra. Paloma Urbano

Dra. Urbano

Odontología General y Estética. Odontopediatría.

COEM 28013636