Implantes dentales antiaging

¿Sabias que el evenjecimiento del rostro se acelera si no se repone rápidamente un diente o una muela perdidas?

Implantes dentales antiaging

 

Un implante dental a tiempo es más eficaz que un retoque estético

El Dr. Francisco Riba, especialista en Cirugía Oral y Maxilofacial y Cirugía Facial Plástica y Reconstructiva y director médico de Face Clinic, pionero en aplicar la últimas tecnología en su campo en España, afirma que la manera más eficaz de retrasar el envejecimiento facial es mantener una buena salud dental, una estructura ósea sin fisuras ni pérdida de dientes o muelas.

“Al perder un diente o una muela, la mandíbula sufre una pérdida ósea progresiva que acelera el envejecimiento del rostro”

¿Sabías que la dentadura está detrás las huellas de la edad?

Los implantes dentales realizados a tiempo son más eficaces que un pinchazo a destiempo para mantener la juventud del rostro. Arrugas del fumador, sonrisa de marioneta, perfil de brujita, flacidez, pérdida del óvalo facial, descolgamiento… ¿Te suenan?

Más allá de la estética, de una dentadura bien alineada y unos labios frescos y atractivos, una sonrisa cuidada precozmente es el mejor pasaporte para paliar las huellas que el paso del tiempo imprimen en el rostro. “Con la edad, no solo envejece la piel, la pérdida de masa ósea del hueso maxilar o de piezas dentales, están detrás de la aceleración del envejecimiento de las facciones”, afirma el especialista de Face Clinic.

De ahí que sea imprescindible actuar a tiempo cuando por cualquier causa se pierde una pieza dental, aunque sea a los 20 años; lo que a priori parece ser un mal menor, a posteriori tiene consecuencias estéticas en las mejillas, los labios, el mentón, la nariz… En definitiva, en el conjunto del rostro que reflejará la vejez prematuramente. ¿Cómo?

Código de barras precoz

Las arruguitas peribucales, las de las bocas del fumador, no solo son consecuencia del gesto de darle una calada a un cigarrillo de manera habitual, que también.

Como explica el experto “la pérdida de hueso maxilar, provoca una disminución de la altura facial, que acorta la distancia entre la punta de la nariz (que nunca deja de crecer) y la barbilla, lo que genera cambios morfológicos en el rostro. El más destacado e inmediato, es la aparición de arrugas alrededor de los labios”.

Labios más finos, nariz más grande

Los labios sustentan su frescura y grosor no solo por los músculos que los conforman, los dientes superiores e inferiores tienen mucho que ver en su juventud. “Si éstos no están al completo, alega el especialista, los labios pierden definición, se hunden“.

El hundimiento del labio superior hace que la nariz parezca más grande y el del labio inferior provocará que el mentón parezca más puntiagudo. Esto, unido a la pérdida masa ósea y de la firmeza de los músculos relacionados con la expresión facial, es un problema más evidente en las mujeres que los hombres, que en busca de la lozanía perdida recurren a tratamientos de medicina o cirugía estética, como el ácido hialurónico en labios, cuyos resultados son menos eficaces sino se presta atención al “interior” de la boca.

La pérdida del hueso añadida a unos labios finos, provoca que se plieguen y se formen arrugas.

Sonrisa de marioneta

La ausencia de piezas dentales también acentúa la pérdida y atrofia de hueso maxilar, tanto de la zona superior como inferior. Como consecuencia, no solo se afinen los labios, además las comisuras bucales se pliegan dando lugar a esa sonrisa de Jocker, que no solo envejece, sino que acentúa el rictus y entristece el rostro sin remisión.

Colapso facial, envejecimiento global

O lo que es lo mismo, si la dentadura no está al completo y no se reponen las piezas perdidas, con el paso del tiempo, por la falta de densidad ósea y atrofia por falta de uso del hueso maxilar, aparece el denominado colapso facial, ese “perfil de brujita” en el que la barbilla se hunde hacia dentro pero el mentón se dispara en busca de la punta de la nariz, que al no dejar nunca de crecer y por efecto de la gravedad, acorta las distancias entre ambas facciones, eclipsando los labios que se esfuman como facción.

Implantes, cuanto antes mejor

Lo de empezar a “arreglarse la boca” pasados los 40 es un error, no solo por los inconvenientes que pueden ocasionar durante el tiempo que transcurre desde que se pierde una pieza dental hasta que decidimos reponerla, como afirma el Doctor Riba “no hay que olvidar que la mayor cantidad de pérdida de hueso ocurre en el primer año después de la extracción o de la pérdida del diente”.

Lo que significa cuanto más tiempo pase, más rápido envejecerá el rostro. “Las piezas dentales, continúa, deben reponerse en el mínimo tiempo posible para evitar consecuencias estéticas prematuras como las comentadas”.

¿Más razones?

Sí, y una mucho más importante que la estética, “con los implantes, al masticar se transmiten fuerzas al hueso que rodea a la pieza restaurada, estimulando el crecimiento óseo, manteniendo la densidad y  el volumen del hueso. Por eso es muy recomendable realizar el implante en el momento de la extracción de la pieza dañada o de una pérdida traumática, para frenar de forma inmediata la pérdida del hueso”.

¿Y por qué no una dentadura postiza o un puente?

Los puentes dentales no son recomendables, ya que debilitan los dientes sobre los que se apoyan, sensibilizándolos y en el futuro conducen a una mayor pérdida de dientes. Son más que nada una solución temporal“, aclara el Doctor Riba.

En el caso de la dentadura postiza, el hueso maxilar se atrofia sin remisión y más rápidamente. El colapso facial está asegurado”.

La principal ventaja de los implantes, es la preservación del hueso facial, ya que van colocados en el hueso maxilar y no solamente van a servir como soporte para los nuevos dientes o para estabilizar una prótesis, sino también como un procedimiento preventivo de la salud bucodental y como un tratamiento antiaging sin competencia.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.