Lifting Facial en Face Clinic

En Face Clinic somos especialistas en Lifting Facial.

¿Qué es el lifting facial?

El lifting facial, también conocido como ritidectomía, es un procedimiento quirúrgico que busca rejuvenecer el rostro y mejorar los signos visibles del envejecimiento facial.

El objetivo principal es tensar los músculos faciales y eliminar el exceso de piel para darle a la cara un aspecto más firme y juvenil.

Durante el procedimiento, se realizan incisiones en áreas estratégicas alrededor de la cara, como la línea del cabello, las sienes y detrás de las orejas. A través de estas incisiones, el cirujano accede a los músculos y tejidos subyacentes. Luego, se tensan los músculos faciales, se reposiciona la piel y se elimina el exceso de piel y grasa, si es necesario. Después de reposicionar y tensar los tejidos, se cierran las incisiones con suturas.

    Pide 1ª cita gratuita en Face Clinic
    Madrid - Valladolid - Salamanca - Huelva - Badajoz

    Acepto recibir información de Face Clinic:

    Detalles de la intervención*

    Tratamiento: Lifting Facial

    Tiempo cirugía: 3 a 5 horas

    Anestesia: General

    Hospitalización: 1 0 2 noches

    Recuperación: 10-15 días

    Resultados: A partir del 1er mes

    * Pueden variar en algunos casos o si se combina con otros tratamientos.

    Lifting facial antes y después

    ¿Qué problemas resuelve el lifting facial?

    Algunos de los problemas que puede abordar incluyen:

    1. Flacidez de la piel: Con el tiempo, la piel del rostro tiende a perder su elasticidad natural y puede comenzar a caer, especialmente alrededor de las mejillas, el cuello y la mandíbula. El lifting puede tensar y reposicionar la piel, proporcionando un aspecto más firme y juvenil.
    2. Arrugas y pliegues faciales: Puede reducir la apariencia de arrugas y pliegues en la cara, como las líneas de marioneta (que se extienden desde la comisura de la boca hacia abajo) y las arrugas nasolabiales (que se extienden desde las aletas de la nariz hasta las comisuras de la boca). Al tensar los tejidos faciales y eliminar el exceso de piel, el procedimiento puede suavizar y minimizar la apariencia de estas arrugas.
    3. Pérdida de definición en la línea de la mandíbula: Con el envejecimiento, los tejidos faciales pueden aflojarse y provocar una pérdida de definición en la línea de la mandíbula. El lifting puede mejorar esta zona al reposicionar los tejidos y tensar la piel, lo que puede ayudar a crear una apariencia más definida.
    4. Descenso de las cejas y los párpados: También puede abordar problemas relacionados con las cejas y los párpados caídos, abriendo y realzando la mirada.
    5. Exceso de grasa y papada: En algunos casos, puede combinarse con liposucción para eliminar el exceso de grasa en el cuello y la papada, mejorando la definición del contorno facial.

    + Flacidez de la piel
    + Arrugas y pliegues faciales
    + Pérdida de definición en la línea de la mandíbula
    + Párpados caídos
    + Eliminar papada

    Técnicas empleadas en lifting facial

    El lifting facial endoscópico y la técnica avanzada de recolocación de tejidos son dos enfoques distintos.

    Técnica avanzada de recolocación de tejidos

    1. Resultados más completos: La técnica avanzada de recolocación de tejidos, como el SMAS (sistema músculo-aponeurótico superficial), aborda no solo la piel, sino también los tejidos más profundos, como los músculos y las estructuras subyacentes. Esto permite resultados más completos y duraderos.
    2. Corrección de múltiples áreas: Puede abordar no solo la parte media de la cara, sino también el cuello, las cejas y otras áreas según las necesidades del paciente.
    3. Efecto de rejuvenecimiento más pronunciado: Al reposicionar y tensar los tejidos más profundos, la técnica avanzada de recolocación de tejidos puede lograr un rejuvenecimiento facial más marcado y visible.

    Lifting facial endoscópico

    1. Menos invasivo: Utiliza incisiones más pequeñas y menos visibles, lo que resulta en cicatrices más discretas y una recuperación más rápida.
    2. Menor riesgo de daño a los nervios: Al emplear un endoscopio, el cirujano puede tener una visión clara de los tejidos faciales y reducir el riesgo de dañar los nervios faciales durante el procedimiento.
    3. Enfoque en áreas específicas: Se centra principalmente en áreas como las mejillas, la mandíbula y las cejas, lo que permite un abordaje más preciso y focalizado.

    Mini lifting facial

    1. Procedimiento menos invasivo: El mini lifting facial implica incisiones más cortas y menos extensas que el lifting tradicional, lo que resulta en cicatrices más pequeñas y una recuperación más rápida.
    2. Menor tiempo de recuperación: Debido a la naturaleza menos invasiva del procedimiento, el tiempo de recuperación suele ser más corto en comparación con el lifting tradicional.
    3. Resultados más sutiles: Los resultados pueden ser más sutiles en comparación con la técnica tradicional.

    ¿Cuál es el precio de un lifting facial?

    El precio medio de un lifting facial oscila entre los 4.000 y 10.000 euros, dependiendo de si se corrige una parte o varias partes del rostro.

    El precio del lifting facial, como cualquier otra intervención de Cirugía Estética, variará según cada paciente, ya que es una cirugía muy personalizada según la estructura facial y las expectativas. Además, en muchos casos se realiza junto con otros tratamientos, por lo que es necesaria la valoración por parte del cirujano.

    Lifting Facial precio

    Riesgos del lifting facial

    Al igual que cualquier procedimiento quirúrgico, el lifting facial conlleva ciertos riesgos y posibles complicaciones. Algunos de los posibles riesgos asociados pueden ser:

    1. Complicaciones anestésicas: La anestesia general o local utilizada durante el lifting facial puede presentar riesgos, como reacciones alérgicas, problemas respiratorios o complicaciones cardíacas. Sin embargo, estos riesgos son relativamente bajos y suelen ser controlados por un anestesiólogo experimentado.
    2. Sangrado: Puede haber un riesgo de sangrado excesivo durante o después de la cirugía. Esto puede requerir intervención adicional, como la realización de suturas o cauterización para controlar el sangrado.
    3. Infección: Existe un riesgo de infección en el área de las incisiones o en los tejidos manipulados durante la cirugía. Se deben seguir las pautas de cuidado posterior y el uso de antibióticos recetados para minimizar este riesgo.
    4. Hematomas y edema: Después del lifting facial, son normales la aparición de hematomas (acumulación de sangre) y edema (hinchazón) en el rostro y el cuello. Si bien estos efectos secundarios son normales y generalmente se resuelven con el tiempo.
    5. Cicatrices: Las incisiones realizadas durante el lifting facial generalmente están en zonas ocultas o siguen las líneas naturales del rostro para minimizar la visibilidad de las cicatrices. Sin embargo, en raras ocasiones, pueden aparecer cicatrices hipertróficas.
    6. Daño a los nervios: Durante el procedimiento, existe un riesgo de daño a los nervios faciales, lo que podría provocar una pérdida temporal de la sensibilidad, debilidad muscular o asimetría facial. Sin embargo, con cirujanos plásticos experimentados, el riesgo de daño nervioso es bajo.

    El cirujano podrá proporcionarte una evaluación individualizada de los riesgos y beneficios en función de tu situación particular.

    Postoperatorio y recuperación del lifting facial

    Aproximadamente tras dos meses de la realización del Lifting Facial, en principio el rostro ya es estable.

    El rostro recupera naturalidad y tersura que parecían perdidas. La mejora es visiblemente apreciable.

    El hecho de que los resultados sean tan naturales, hará que no se aprecie la intervención.

    Preguntas frecuentes sobre lifting facial

    Los candidatos ideales para someterse a un lifting son aquellas mujeres u hombres cuya cara y cuello comienzan a “caer”, pero cuya piel conserva aún cierta elasticidad.

    Los pacientes que se someten a esta intervención tienen aproximadamente entre 40 y 60 años, pero también puede realizarse con éxito entre los 70 y 80 años.

    Un estiramiento facial va a conseguir que el paciente parezca más joven con un aspecto natural y que aumente su autoestima, manteniendo sus rasgos y su expresividad.

    No hay edad recomendada. El momento adecuado es cuando el paciente lo considera oportuno.

    Los candidatos ideales son aquellas personas que empiezan a notar flacidez en cara y cuello, habitualmente pacientes entre 40 y 60 años.

    No, las técnicas actuales son diferentes a las utilizadas años atrás y se consiguen resultados muy naturales. Aunque es normal que los primeros días se vea extraño debido a la inflamación, la cual va desapareciendo poco a poco.

    En caso de que aparezcan, , es posible tratar y mejorar la apariencia de las cicatrices resultantes de un lifting facial.

    Sin embargo, es importante tener en cuenta que cada paciente y cada cicatriz son únicos, por lo que los resultados pueden variar. Algunas opciones para tratar las cicatrices del lifting facial son las siguientes:

    • Cuidado adecuado de las cicatrices: Es fundamental seguir las instrucciones de cuidado postoperatorio proporcionadas por tu cirujano plástico. Esto puede incluir el uso de cremas o geles para cicatrices, evitar la exposición al sol, mantener las incisiones limpias y secas, y evitar la manipulación o el rascado de las cicatrices.
    • Tratamientos tópicos: Se pueden utilizar cremas, geles o siliconas especiales para cicatrices para ayudar a suavizar y mejorar la apariencia de las cicatrices.
    • Inyecciones de esteroides: En algunos casos, se pueden administrar inyecciones de esteroides en las cicatrices para reducir la inflamación y la apariencia de las cicatrices hipertróficas o queloides. Estas inyecciones pueden ayudar a aplanar y suavizar las cicatrices.
    • Revisión quirúrgica: En casos más raros, en los que las cicatrices sean muy prominentes o problemáticas, se puede considerar una revisión quirúrgica. Durante este procedimiento, el cirujano plástico puede volver a realizar la incisión y reposicionar los tejidos para mejorar la apariencia de la cicatriz.

    A priori, las ventajas son varias.

    • El resultado es muy natural. El lifting simplemente estira la piel y tensa los músculos, sin alterar ni modificar los rasgos faciales del paciente, por lo que su aspecto final tras la intervención es sumamente natural.
    • A diferencia de las operaciones de estética, el postoperatorio no es muy doloroso.
    • Suele tener pocos efectos secundarios. En el caso de que estos aparezcan, y el paciente presenta enrojecimiento y hematomas, estos suelen curarse a los 10-15 días. La hinchazón también desaparece rápido.
    • Consigue corregir aquellas líneas de expresión que se encuentran en el párpado superior, y aquellas buconasales, así como la flacidez, dando un aspecto más joven a la persona.
    • La cicatrización es apenas perceptible a los ojos de los demás. Las incisiones serán de acuerdo a los rasgos faciales de la persona.
    • Es una técnica que se puede combinar con otros procedimientos quirúrgicos con el objetivo de mejorar aún más el aspecto físico.

    “El lifting simplemente estira la piel y tensa los músculos, sin alterar ni modificar los rasgos faciales del paciente, por lo que su aspecto final tras la intervención es sumamente natural”.

    Pero, a pesar de todas estas ventajas, el estiramiento facial también tiene una serie de inconvenientes:

    • Los resultados no son permanentes ni duraderos. Al cabo de 10 días, el paciente notará cómo sus músculos y su piel vuelven poco a poco a su estado preoperatorio. Por ello, el médico aconsejará realizar pequeños ajustes que prolongarán sus efectos por más tiempo. Hacer retoques es uno de los inconvenientes que encuentran los pacientes.
    • Es un tratamiento quirúrgico y, como tal, requiere un postoperatorio que requiere cuidados y puede ser un poco molesto. El médico recomendará analgésicos y antibióticos que aliviarán los pequeños síntomas asociados a la intervención. Enfrentarse al postoperatorio es lo que frena a muchos pacientes a someterse a este tipo de intervenciones. Por otro lado, al ser una cirugía, requiere que el paciente siga un período preoperatorio, para dejar aquellos hábitos como: fumar, tomar bebidas alcohólicas y suspender todos los medicamentos que impiden la coagulación.
    • Los resultados no son 100% completos, ya que no se eliminan todas las arrugas y manchas. Las áreas que sí se benefician son la frente, el mentón y la papada en el cuello.

    Especialistas en lifting facial

    Dr. Francisco Riba García

    Dr. Riba

    Cirugía Plástica Facial
    ICOMEM 28375865

    Dr. Fernando Almeida

    Dr. Almeida

    Cirugía Plástica Facial
    ICOMEM 282855060

    Dra. Arenas

    Dra. Arenas

    Cirugía Plástica Facial
    ICOMEM 282869570

    Dra. Hernández

    Cirugía Plástica Facial
    ICOMVA 474706675

    Dra. Concejo

    Cirugía Plástica Facial y Corporal
    ICOMVA 470905100

    ELENA ARMAS JORGE

    Dra. Armas

    Cirugía Plástica Facial y Corporal
    ICOMEM 282876337


    Pide tu cita para el lifting facial