Abdominoplastia en flor de lis

La abdominoplastia en flor de lis se caracteriza por el tipo de incisión en forma de T invertida.

Abdominoplastia en flor de lys

¿Qué es la Abdominoplastia en flor de lis?

La abdominoplastia en flor de lis es una cirugía que se recomienda principalmente en pacientes que tienen una cantidad extrema de exceso de piel en el abdomen que una abdominoplastia tradicional no puede abordar de manera efectiva.

La incisión en forma de T invertida se conoce con el nombre de flor de lis.

Indicaciones de la Abdominoplastia en flor de lis

Esta abdominoplastia de flor de lis generalmente la necesitan pacientes que se han sometido a una cirugía bariátrica, o que han perdido una cantidad significativa de peso o, con menos frecuencia, mujeres que han dado a luz a varios niños.

  • Pacientes que han perdido una cantidad significativa de peso.
  • Mujeres después de tener varios hijos con diástasis abdominal.
  • Pacientes con colgajos o excesos de tejido colgante en el tronco.
  • Secuelas de la cirugía bariátrica en el cuerpo.

    Pide tu cita en Face Clinic
    1ª Cita Gratuita

    ¿Cómo es la cicatriz de la abdominoplastia en flor de lis?

    Después de una abdominoplastia con flor de lis, queda una cicatriz importante que es difícil de ocultar por completo.

    El bikini o ropa interior cubre la parte horizontal. Además, se puede ver una cicatriz vertical que se extiende desde el esternón hasta el pubis. Son cicatrices largas que abarcan aproximadamente las caderas, pero que eventualmente desaparecen.

    Como todas las cicatrices, inicialmente estará roja y dolorosa al tacto, haciéndola muy notoria. Sin embargo, en el transcurso de varios meses, la calidad de las cicatrices mejorará gradualmente hasta que, aproximadamente un año después del procedimiento, solo quede una delgada franja blanca. A veces es necesario retocar la cicatriz con anestesia local.

    Abdominoplastia en flor de lis

    ¿Cómo es la recuperación?

    Ya tendrás puesta la faja cuando salgas del quirófano.

    La zona estará inflamada durante los primeros días, y sobre todo notarás molestias y tiranteces. Con la ayuda de la medicación que le recomendaremos y con el tiempo, sin embargo, estos síntomas desaparecerán o disminuirán.

    La intervención normalmente requiere una noche.

    Después de la cirugía, es típico que inicialmente aparezcan algunos hematomas en la piel (especialmente si también se combina con liposucción), así como que las áreas operadas se sientan entumecidas e hinchadas.

    En el transcurso de un mes, debes usar la faja constantemente, ya que su objetivo es hacer que la piel se ajuste a su nueva posición después de la cirugía. Solo puedes quitártelo para ducharte y recibir tratamiento.

    Deberá esperar al menos 3 a 4 semanas después de la cirugía mayor antes de volver al trabajo.

    Abdominoplastia en Madrid

    C/ Diego de León, 39

    Abdominoplastia en Salamanca

    Pza. los Basilios, 8

    Abdominoplastia en Huelva

    Pza. el Titán, 3