Aclarando medias verdades sobre la Rinoplastia Ultrasónica….

  • Los requerimientos antes de la operación son menores que en una rinoplastia convencional. Falso. No necesita ningún examen adicional a ésta, pero el preoperatorio es exactamente el mismo: analítica con coagulación bioquímica y hemograma, electrocardiograma y, en algunos casos, una radiografía de tórax. Además, siempre conviene completar el protocolo con un escáner para apreciar no solo la deformidad externa de la nariz, sino también la interna
  • En postoperatorio de la Rinoplastia Ultrasónica es indoloro. La nariz en sí, una vez operada no duele. Aunque si bien es cierto que el “después” es mucho más liviano y fácil de llevar, toda intervención quirúrgica conlleva pequeñas molestias, cuya intensidad dependerá de varios factores: umbral del dolor del paciente, cuidados postoperatorios, …etc. No es doloroso, pero sí genera molestias
  • No es necesario taponar las fosas nasales. Falso. Si se realizan osteotomías, se debe colocar un taponamiento nasal durante las 24 horas siguientes a la intervención para controlar el sangrado y estabilizar el tabique.
  • No requiere llevar férula de sujeción. Cuando se fractura el dorso al igual que en la rinoplastia tradicional, en la ultrasónica es necesario colocar una férula durante una semana para inmovilizar el hueso y mantener la forma deseada.
  • No provoca hematomas. Es cierto que el edema se minimiza al extremo y es difícil que aparezcan “ojos de mapache”. Aún así es una cirugía que toca partes blandas y el componente inflamatorio y los cardenales siempre van a existir.
  • Los resultados se aprecian desde el primer momento. Si bien se pueden intuir desde el momento en que se retiran todos los vendajes, a las dos semanas; también lo es que no serán absolutamente definitivos hasta que transcurran entre 6 meses y un año.
  • Se puede emprender antes la actividad deportiva. Falso. Al igual que en la rinoplastia clásica, el paciente debe evitar los deportes de contacto e impacto, la natación, el buceo y las actividades de riesgo hasta que el cirujano le de el alta definitiva.


Dr. Francisco Riba

Doctor en Medicina y Cirugía.
Especialista en Cirugía Oral y Maxilofacial. Especialista en Estomatología.
Fundador y Director de Face Clinic.
Jefe de Servicio de Cirugía Maxilofacial del Hospital de La Zarzuela (Madrid).
Jefe de Servicio de Cirugía Maxilofacial del Hospital de La Moraleja (Madrid).

Col. num. ICOMEM 283705865. Col. num. COEM 28005694.

PIDE TU CITA
para valoración sin compromiso

Política Protección de datos*


* Campos obligatorios.