El Dr. Ignacio Ortega, médico especialista en Cirugía Estética, Plástica y Reparadora, nos responde a algunas preguntas sobre problemas estéticos y complicaciones.

1- ¿Cuáles son los problemas estéticos más comunes y que requieren segundas cirugías o intervenciones estéticas?

La mayoría de las veces es por exceso de…

  • En la rinoplastia, por ejemplo, por exceso de extirpación de hueso o de cartílago que hace que la cirugía secundaria sea de mayor dificultad teniendo que utilizar hueso y cartílago de otras partes del cuerpo para corregirlo.
  • En el aumento de pecho, la utilización de prótesis de mucho volumen, puede hacer que la mama caiga demasiado pronto, o se perciban los pliegues de la prótesis en la piel(rippling), también aumenta el riesgo de encapsulamiento. La corrección de esto pasa por cambiar por prótesis de menor tamaño y eventualmente acompañarlo de lipofilling o mastopexia (elevación de la mama).
  • En la blefaroplastia, un exceso de resección cutánea del párpado superior puede impedir el cierre correcto del ojo, o en el párpado inferior que se produzca un ectropion (exposición de la conjuntiva) que puede llevar a un ojo seco, un lagrimeo constante, etc.

La corrección de cualquiera de estas situaciones puede requerir cirugías reconstructivas complejas.

  • El exceso de extracción de grasa en zonas concretas durante una liposucción hace que queden depresiones o surcos no deseados muy visibles.
  • En los lifting faciales, el estiramiento exagerado de la piel lleva caras inexpresivas, tracción del lóbulo de la oreja, desplazamiento de la comisura oral.
  • En la abdominoplastia, al intentar quitar más piel de lo posible, se somete a la herida quirúrgica a una tensión excesiva que puede hacer que se necrosen los bordes y se abra.

2- ¿Cuáles son más difíciles de corregir y por qué?

La dificultad  para corregir cualquiera de estos problemas es mayor cuanto mayor es el defecto producido.

Probablemente los más difíciles de corregir son los daños que se producen en la nariz por la dificultad técnica que por sí misma tiene esta zona, añadido a la no disponibilidad de tejido en la propia nariz para corregir los daños que nos obliga a tomar hueso de la costilla, cartílago de la oreja, fascia de la zona temporal de la cabeza…

 

Si has tenido un problema o complicación tras una intervención estética, te invitamos a solicitar una consulta con nuestros especialistas para valorar tu caso y ofrecerte la solución más adecuada.

PIDE TU CITA
para valoración sin compromiso

Política Protección de datos*


* Campos obligatorios.

 

El Dr. Riba, director de Face Clinic y médico especialista en Cirugía Maxilofacial, nos responde a algunas preguntas sobre complicaciones estéticas.

¿Cuáles son los desastres estéticos más comunes y que requieren segundas cirugías o intervenciones estéticas?

Las secuelas más comunes son las pequeñas deformidades o asimetrías postoperatorias, que generan gran angustia en el paciente por la “falta de resultados”.

En ocasiones, corregir un pequeño defecto obliga a una gran intervención que no justifica el procedimiento.

En estas circunstancias es preciso saber decir “no!”, principalmente cuando el paciente no ha sido intervenido por nosotros.

En cualquier caso, es preciso siempre advertir al paciente que la cirugía de complicaciones y secuelas no es un contrato de resultados, es un contrato de servicio, se hará lo posible por corregir el defecto post-quirúrgico pero sin garantía alguna de resultados.

Complicaciones estéticas más habituales

  • Laterorrinias, lagoftalmos, asimetrías, “orejas de perro”, efectos antinatura… son algunas de las situaciones más comunes en cirugía estética facial, tras intervenciones como la Rinoplastia, el Lifting Facial, Otoplastia, etc.
  • En rehabilitación oral y odontología, las principales secuelas son la deformidad en la sonrisa por alteración gingival o dentaria y, mucho más severo, la pérdida de hueso maxilo-mandibular por una colocación de implantes dentales defectuosa o por infecciones post-implantación.

¿Qué complicaciones estéticas son más difíciles de corregir y por qué?

Todas las secuelas son difíciles de corregir;

  • En primer lugar porque el paciente que las presenta es muy demandante y su nivel de exigencia suele ser alto.
  • Por otro lado, cuanto más “operado está el campo” peor pronóstico en la corrección de la secuela.

De forma general son más dificiles de corregir los defectos de volumen y tejido que los excesos.

Complicaciones y riesgos de operaciones estéticas

 

Si has tenido un problema o complicación tras una intervención estética, te invitamos a solicitar una consulta con nuestros especialistas para valorar tu caso y ofrecerte la solución más adecuada.

PIDE TU CITA
para valoración sin compromiso

Política Protección de datos*


* Campos obligatorios.

 

El Dr. Francisco Riba, médico especialista en Cirugía Maxilofacial y Director de Face Clinic, nos explica en Hola.com las ventajas de la Rinoplastia Ultrasónica, sobre la Rinoplastia tradicional.

Leer noticia en hola.com >>

 

Si te interesa esta novedosa técnica, te invitamos a solicitar una consulta con nuestros especialistas para valorar tu caso de forma personalizada.

PIDE TU CITA
para valoración sin compromiso

Política Protección de datos*


* Campos obligatorios.

 

Los cirujanos plásticos analizan los procedimientos de vanguardia que se espera que sean los más demandados en el próximo año.

Debido especialmente a las nuevas tecnologías, con una sociedad especialmente preocupada por su imagen para aparecer perfecta en selfies y redes sociales, la demanda en tratamientos estéticos nunca había sido tan alta.

De hecho, según la Sociedad Americana de Cirujanos Plásticos, el número de procedimientos estéticos mínimamente invasivos ha aumentado casi un 200% desde el año 2.000, sin indicios de desaceleración. Los avances en tecnología e investigación están en sintonía con la demanda de los consumidores, y próximamente tendremos en el mercado nuevos procedimientos .

1. Rellenos faciales

Los productos y sustancias de relleno son más accesibles que nunca.

Es realmente la era de los procedimientos estéticos médicos mínimamente invasivos”, según los cirujanos de Face Clinic.

Los inyectables, los láseres y el rejuvenecimiento de la piel son procedimientos rápidos que muchos pacientes aprovechan para realizar por ejemplo a la hora de la comida, en muchos casos con efectos inmediatamente visibles y con incorporación inmediata a la vida cotidiana, los que por otra parte hace que nadie se de cuenta que te has sometido a un tratamiento estético.

“Creemos que esto no solo se debe a que son procedimientos ambulatorios, de menor coste y menos invasivos, sino también porque hay un menor estigma y una menor barrera de entrada”, según el Dr. Riba, director de Face Clinic.

2. Tratamientos poco invasivos e inmediata recuperación

La vuelta inmediata a la vida cotidiana tras someterse a un procedimiento estético mínimamente invasivo, llama la atención a todas aquellas personas que no quieren revelar que se han sometido a un tratamiento, o que no pueden cogerse un periodo de baja para recuperarse.

Por otro lado, se estima que más del 15% de los pacientes son hombres, y ese número aumenta cada año. Este aumento se debe probablemente a la disminución del estigma social asociado a los procedimientos estéticos elegidos.

Muchos de los tratamientos solicitados en Face Clinic por los hombres, pretender mejoran ciertos aspectos para que las facciones parezcan más masculinas. Los hombres han estado interesados ​​siempre en el tercio inferior de la cara, es decir, la barbilla, el cuello y la línea de la mandíbula.

3. Bienvenidos a la naturalidad

Los aumentos desproporcionados del pecho, los labios con exceso de relleno, o demasiados rellenos faciales son tendencias que están por desaparecer.

Se considera un procedimiento de cirugía y medicina estética como excelente, cuando precisamente no se nota, no es obvio”, según el Cirujano Plástico Dr. Ortega de Face Clinic.

Los pacientes quieren conseguir “su mejor yo”, ese es precisamente el mensaje principal de Face Clinic “The best of you”.

Los pacientes ahora desean cada vez más mantener su estructura facial general, sus rasgos familiares heredados y, en general, desean parecerse a ellos mismos, pero mejorando ciertos aspectos para conseguir su mejor versión. Esto les proporciona en muchos casos, mayor seguridad y autoestima.

Los pacientes por tanto están a favor de una apariencia más “natural”. Incluso el aumento de pecho, seguirá siendo una de las cirugías mas demandadas, pero con implantes más pequeños, con forma natural.

El injerto de grasa o Lipofilling, será cada vez mas popular, pero más para contornear y afinar, en lugar de simplemente “engordar”. Esta técnica con la que se consiguen excelentes resultados, avanza a pasos agigantados y tiene muchas aplicaciones, desde corregir irregularidades tras un aumento de pecho, Liposucción o reconstrucción mamaria, hasta el tratamientos de ojeras oscuras, alopecia, o relleno de las arrugas de la cara del cuello y el escote.

4. Procedimientos “nicho”, muy concretos y específicos

Los sencillos procedimientos superespecíficos para resolver pequeños defectos faciales y corporales pero molestos, están aumentando en popularidad. Estos procedimientos incluyen el uso de rellenos en lugares distintos al pómulo tradicional, como el lóbulo de la oreja, o el puente de la nariz durante una rinoplastia no invasiva.

Otro procedimiento es acortar el espacio entre la nariz y el labio, conocido como “el arco de Cupido”. Este se alarga con el tiempo y puede envejecer el labio, así que se realiza una pequeña incisión justo debajo de la nariz y levantamos el labio. Es un procedimiento quirúrgico cada vez mas popular con la que obtenemos excelentes resultados sin tener que rellenar los labios con sustancias de relleno.

5. Aumento de los procedimientos para mejorar el contorno corporal

Los tratamientos e intervenciones para mejorar el contorno corporal seguirán en auge, desde los menos invasivos como la mesoterapia o la radiofrecuencia, hasta técnicas tradicionales como la Liposucción, o el ya conocido Lipolaser con el que se consiguen muy buenos resultados con un tiempo de recuperación récord.

6. El fin del turismo médico y el low cost

El turismo médico internacional así como los procedimientos “low cost”, en particular para la cirugía plástica, fue en su momento atractivo como una alternativa de bajo costo, pero los pacientes reconsideran cada vez más la importancia de ponerse en manos de profesionales acreditados en su especialidad y con experiencia contrastada.

“Una parte de los pacientes que vemos en la consulta de Face Clinic, son pacientes que se han intervenido en clínicas “low cost”, que acaban presentando complicaciones, en algunos casos graves”, según el Dr. Riba.

7. Los tratamientos preventivos, los más solicitados

Si 2018 ha sido el año en que la cirugía plástica y las mejoras estéticas se han convertido en algo normal y al alcance de todos, 2019 será el año del retoque, con pequeñas correcciones en la cara y el cuerpo, pero siempre con resultados naturales. Así, un mayor número de pacientes se someterán a tratamientos más temprano, y a una edad más temprana como tratamiento preventivo.

Como tratamiento preventivo destacan las células pluripotenciales derivadas de la grasa, Nanofat. Es un tratamiento del que Face Clinic es pionero en España, y que ofrece excelentes resultados para regenerar y revitalizar la piel, mejorando entre otros la textura y su coloración.

Si los pacientes se someten a tratamientos de forma constante a una edad más temprana, es posible evitar procedimientos invasivos a largo plazo.

Fuente: https://secpre.org/

Los cirujanos plásticos españoles, agrupados en torno a la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE), inician hoy la campaña online #Pidenoseltitulo. Su objetivo es que todos los ciudadanos que vayan a someterse a una intervención de este tipo o se lo estén planteando sean conscientes de la existencia de un único título oficial y homologado en España con la denominación de “Médico Especialista en Cirugía Plástica, Estética y Reparadora”.

Para disponer de este título, quienes lo poseen han tenido que pasar por un largo y exigente periodo de formación de al menos 12 años: 6 para la obtención de la licenciatura en Medicina, 1 para el examen de oposición MIR y -si, por la nota obtenida en esta prueba, acceden a la plaza deseada- otros 5 como médicos internos residentes en un hospital acreditado.

A este respecto, cabe destacar que, en los últimos años, los médicos que se forman como especialistas en Cirugía Plástica, Estética y Reparadora en España se encuentran entre los mejores números en el examen MIR y que las plazas de Médico Interno Residente correspondientes a esta especialidad son de las primeras en agotarse.

Como su denominación indica, la especialidad de Cirugía Plástica, Estética y Reparadora tiene dos vertientes: la Cirugía Estética, cuya finalidad es estética o de forma, y la Cirugía Reparadora, cuya finalidad es, además, de función (corrección de malformaciones congénitas, secuelas de traumatismos o tumores, tratamiento de quemados, etc.), por lo que la mayor parte de las intervenciones correspondientes a esta última están cubiertas por el Sistema Nacional de Salud.

Por una simple cuestión de economía del lenguaje, los poseedores del título de “Médico Especialista en Cirugía Plástica, Estética y Reparadora” suelen referirse a sí mismos como “cirujanos plásticos” o -si realizan, sobre todo, intervenciones con finalidad estética- “cirujanos estéticos”. Pero esto no quiere decir que existan ni la “especialidad de Cirugía Estética”, ni el título de “Médico Especialista en Cirugía Estética”, ni tantas otras supuestas especialidades o títulos que incluyen, junto a “Cirugía”, las palabras “Plástica”, “Estética” o “Cosmética” en su denominación.

A la SECPRE -la única sociedad que, dentro de la Federación de Asociaciones Científico Médicas Españolas (FACME), representa a la especialidad de Cirugía Plástica, Estética y Reparadora-, solo pueden pertenecer médicos en posesión del mencionado título oficial. Por ello, aparte de pedir éste, otra opción para los ciudadanos que estén valorando intervenirse quirúrgicamente con finalidad estética es comprobar que el profesional que les atiende es miembro de dicha Sociedad.

Mediante la campaña #CirugiaPlastica #Pidenoseltitulo, el millar de miembros de la SECPRE usarán ambos hashtags en sus redes sociales, desde hoy y durante una semana, para explicar a los ciudadanos las diferentes intervenciones quirúrgico-estéticas a las que pueden recurrir y por qué un profesional con el título de “Médico Especialista en Cirugía Plástica, Estética y Reparadora” está capacitado para realizárselas con las máximas garantías de seguridad y calidad, al haber recibido formación específica sobre todas ellas.

 

Saber elegir el momento adecuado para una intervención de cirugía plástica es algo importante pero ¿sabemos cuándo es la mejor época? Aunque no existe una fecha exacta que se considere mejor que otra, si que es más común el aumento de pacientes durante la temporada de otoño – invierno frente al verano.

Menos inflamación, mejor evolución de las cicatrices y mayor tolerancia a los vendajes de compresión, son algunas de las ventajas.

Es un dilema al que se enfrentan muchas personas cuando consideran la posibilidad de someterse a una intervención de la cirugía estética. Saber cuál es la mejor época del año para realizar el procedimiento.

Pensando lógicamente, en verano es cuando la mayoría de las personas quieren mostrar su cuerpo y verse atractivos, entonces teniendo eso en mente, podríamos decir que los meses de otoño e invierno son los mejores momentos para someterse a una cirugía estética.

No obstante, no debemos olvidar, que la cirugía estética debe utilizarse y acudir a ella para restaurar la confianza y mejorar la belleza natural de uno mismo. Para ello cualquier época del año puede ser perfecta, pero conozcamos porque tantas personas eligen realizarse las intervenciones de cirugía estética durante los meses de otoño e invierno.

1. La recuperación puede ser más sencilla.

Procedimientos como la Liposucción, la abdominoplastia o los implantes mamarios, cuya recuperación es más prolongada, hace que muchos pacientes se planteen la posibilidad de realizar o no esta intervención. Siempre va a ver un periodo de recuperación más o menos prolongado que no podemos evitar, salvo que nos sometamos a otros procedimientos de medicina estética como podría ser el tratamiento de las arrugas de expresión o los rellenos faciales.

Sin embargo si tenemos que someternos a un procedimiento o intervención que requiera una recuperación algo más prolongada, entonces los meses fríos del invierno van a ser los más adecuados.

2. Pasar desapercibido

Como todos sabemos los meses más fríos del año llevamos mayor cantidad de ropa, poder esconder los vendajes o fajas se convierte en una tarea mucho más sencilla.

Es interesante tener en cuenta esto si no quieres que la gente sepa que has pasado por el quirófano.

3. Una gran excusa para descansar.

Aquellas personas que tienen una vida estresante, pueden emplear este tiempo de recuperación para relajarse en la comodidad del hogar y escapar de el estrés, el trabajo, los atascos de las ciudades etc. Durante el invierno es más sencillo organizarse los horarios y permanecer en casa relajado, lo que va a permitir un descanso y una recuperación apropiados. Si tienes hijos asegúrate de que están en la escuela durante la recuperación.

4. Podemos evitar el sol más fácilmente.

Todos sabemos que el sol puede ser dañino para la piel, especialmente cuando nos estamos recuperando de una intervención quirúrgica. Demasiada exposición al sol puede aumentar el tiempo de recuperación ya que la herida tardaría más en cicatrizar, además de que puede provocar infecciones e incluso en algunos casos dejar las cicatrices permanentes.

Durante el invierno hay menos horas de luz, y el sol no es tan intenso como en verano. Estas condiciones junto con el hecho de que la mayoría de las personas pasamos más tiempo en casa, nos va ayudar a garantizar que la exposición al sol sea la mínima.

5. Un regalo de belleza y cuidado personal.

Para muchas personas las vacaciones en invierno son una buena elección. Por tanto no es raro que en ocasiones, aprovechemos esta época para hacer un regalo especial a nuestra pareja o algún familiar para que se sometan a una intervención de cirugía estética, para resolver algún aspecto que quieran corregir, como puede ser una rinoplastia o un lipoláser para reducir la grasa acumulada.

Tratamientos recomendados

Desde Face Clinic nos recomiendan tratamientos para realizar o iniciar durante los meses de otoño e invierno con el fin de que antes del verano la piel esté recuperada y preparada.

En medicina estética destacan el láser para eliminar las manchas, cicatrices y estrías. También los peeling y tratamientos más fuertes para eliminar arrugas.

La blefaroplastia (cirugía de párpados) es una intervención recomendada en otoño e invierno, ya que garantiza una mayor rapidez en la recuperación, además del Injerto Capilar, la Rinoplastia, el Lipofilling Facial o el Lifting .

En la zona corporal, son varios los tratamientos recomendados en esta época, como el aumento de pecho o el Lipolaser que son las intervenciones estrella.

Ahora que ya sabes que la cirugía plástica en otoño y en invierno es más recomendable solo tienes que pensar en el tratamiento que siempre has deseado y animarte a realizarlo.