Blog

Tratamientos para la piel en la menopausia

La menopausia es una etapa natural en la vida de una mujer que generalmente ocurre alrededor de los 50 años, marcando el final de la menstruación y la capacidad reproductiva. Junto con los cambios hormonales que la caracterizan, la menopausia también puede tener un impacto significativo en la piel del rostro.

Cambios en la Piel del Rostro en la Menopausia

Sequedad Cutánea

La disminución de estrógeno durante la menopausia puede llevar a una reducción en la producción de aceites naturales de la piel, resultando en sequedad y descamación.

Arrugas y Pérdida de Elasticidad

La pérdida de colágeno y elastina, que son fundamentales para la elasticidad de la piel, puede hacer que aparezcan arrugas y líneas finas.

Flacidez

La reducción en la producción de colágeno también puede contribuir a la flacidez de la piel, especialmente en áreas como el cuello y la mandíbula.

Enrojecimiento y Sensibilidad

Algunas mujeres pueden experimentar enrojecimiento facial y sensibilidad debido a cambios en la microcirculación sanguínea.

Acné

Para algunas mujeres, la menopausia puede desencadenar brotes de acné, ya que las fluctuaciones hormonales pueden afectar la producción de sebo.

Manchas Oscuras

La exposición acumulada al sol a lo largo de los años puede manifestarse en forma de manchas oscuras o hiperpigmentación.

¿Cuáles son las causas que provocan estos cambios?

Disminución de Estrógenos

La principal causa de los cambios en la piel durante la menopausia es la disminución significativa de estrógeno, una hormona que desempeña un papel clave en la salud y apariencia de la piel.

Pérdida de Colágeno y Elastina

Con la edad, la producción de colágeno y elastina disminuye, lo que contribuye a la pérdida de firmeza y elasticidad.

Alteraciones en la Microcirculación

Los cambios hormonales pueden afectar la microcirculación sanguínea en la piel, lo que puede manifestarse como enrojecimiento y sensibilidad.

Exposición al Sol

La exposición excesiva al sol a lo largo de la vida puede contribuir al envejecimiento prematuro de la piel y a la aparición de manchas oscuras.

Genética

La genética también juega un papel importante en la forma en que envejece la piel, y la predisposición genética puede influir en la velocidad y la magnitud de los cambios.

Cuidados

Hidratación

Mantener la piel bien hidratada es crucial. Utiliza cremas hidratantes ricas en ingredientes como ácido hialurónico para retener la humedad.

Protección Solar

El uso regular de protector solar es esencial para prevenir el daño solar y proteger la piel de la hiperpigmentación.

Productos con Retinoides

Los productos con retinoides pueden ayudar a estimular la producción de colágeno y mejorar la textura de la piel.

Cuidado Antioxidante

Incorporar productos con antioxidantes puede ayudar a combatir el estrés oxidativo y proteger la piel contra daños ambientales.

Dieta Equilibrada

Una dieta rica en antioxidantes, vitaminas y minerales contribuye a la salud general de la piel.

Consulta con un especialista

Si los cambios en la piel son significativos o preocupantes, consultar a un dermatólogo puede proporcionar opciones de tratamiento más específicas, como procedimientos estéticos o terapias láser.

En resumen, los cambios en la piel del rostro durante la menopausia son normales y pueden variar de una mujer a otra. Adoptar una rutina de cuidado de la piel adecuada y realizar ajustes en el estilo de vida puede ayudar a minimizar los efectos del envejecimiento cutáneo.

Tratamientos para la piel en la menopausia

La Dra. Casquero de Face Clinic aconseja tras la menopausia, incluso en los años previos a la misma, tratamiento con fármacos formadores de colágeno (hidroxiapatita cálcica, poliláctico, caprolactona).

Estos, inyectados en las capas más profundas de la piel, estimulan a nuestro organismo para que vuelva a formar colágeno y elastina de una manera más rápida y eficaz con resultados visibles a corto y largo plazo.

También combina los formadores de colágeno en la misma sesión con determinado tipo de ácido hialurónico en lo que actualmente llamamos HÍBRIDOS, que es una mezcla con unas concentraciones precisas de cada componente en función de las necesidades con una doble finalidad:

  1. Reponer volumen facial que se pierde inevitablemente tras el “bajón” hormonal
  2. y estimular al propio organismo para generar colágeno y elastina de alta calidad, aportando firmeza, mejorando la textura y aportando luminosidad a la piel.

Pide tu cita en Face Clinic

Te invitamos a solicitar una cita sin compromiso en una de nuestras clínicas de medicina estética para valorar tu caso de forma personalizada.

Clínica estética en Madrid Clínica estética en Pozuelo Clínica estética en Valladolid Clínica estética en Salamanca Clínica estética en Huelva

Equipo de especialistas