Saltear al contenido principal

Sobre la Alopecia Androgenética

La alopecia androgenética se conoce como la pérdida de pelo causada por factores genéticos.

La Alopecia Androgenética, es uno de los tipos de alopecia más frecuentes en nuestro país.

Se estima que afecta a nueve de cada 10 hombres con una edad superior de 21 años pero en distintos grados de intensidad, y hasta cuatro de cada 10 mujeres una vez empieza el periodo de la menopausia.

Alopecia androgenética en hombres

La alopecia androgenética en los hombres, empieza habitualmente por la zona de las sienes, que se van despoblando poco a poco cuando comienza la pubertad. En muchas ocasiones, esta alopecia es inicialmente débil y no avanzará más, en cambio en otros hombres se va adentrando por la parte frontal, formando lo que conocemos como las entradas en el pelo, y puede incluso completarse con los primeros claros de la coronilla.

Este proceso de la alopecia androgenética que acabamos de comentar, según qué casos puede ocurrir en unos pocos años o bien durante décadas, pero a medida que pasa el tiempo habrá lógicamente más posibilidades de que esta alopecia androgenética se vaya desarrollando hasta que sea visible.

Alopecia androgenética en hombres

Alopecia androgenética en mujeres

La alopecia androgenética en el caso de las mujeres, es mucho menos común y se diferencia claramente, ya que no aparece como en forma de caída, si no en la pérdida de densidad, y que pueden aparecer también algunas áreas clareadas especialmente en la parte superior de la cabeza.

Solución a la Alopecia androgenética femenina

Solución a la Alopecia androgenética

  1. Finasteride: Este medicamento se toma en forma de pastillas o comprimidos. Es capaz de frenar o detener la producción de la enzima 5 alfa reductasa, es decir, la enzima que guarda relación directa con la dehidrotestosterona o DHT.
  2. Minoxidil: Es una loción tópica, cuyos resultados comienzan a notarse a partir del tercer o cuarto mes. Por lo que se ha de tener mucha constancia y no tirar la toalla si el proceso lleva más tiempo.
  3. Injerto capilar: Esta técnica consiste en extraer el pelo del paciente de las zonas donde todavía es capaz de producirlo. Normalmente, en el caso de los hombres se extraerá de la parte trasera y los laterales. Una vez extraído, se procederá al injerto en la zona afectada por la alopecia. No hay que olvidar, que no todas las personas afectadas por este problema van a poder someterse a un trasplante de pelo. El paciente deberá tener el suficiente pelo en la zona dadora para poder cubrir el área afectada.

Es el especialista tras una valoración médica, quien podrá determinar cual es el tratamiento más adecuado en cada caso.

Página actualizada en

Volver arriba